[Análisis] Toshiba Portege R500 11Z

[Análisis] Toshiba Portege R500 11Z

Toshiba Portege R500 11z

Hoy os puedo presentar con gusto lo que son mis auto-reyes aunque claro algo delantados: el Toshiba Portégé R500-11Z (todos los años me autoregalo algo, aunque este año quizás me he pasado un poco xDDD…pero me merezco un regalo así después de un año que empezó como el culo).

Aprovechando que lo tengo en mis manos y que escribo este artículo desde él, os hablaré de como es la experiencia de tener este pequeñin sobre las piernas.

Empezaré hablándoos de las características técnicas del Toshiba Portégé R500-11Z. A pesar de las reducidas dimensiones a este equipo no le falta casi de nada, y digo casi, por que algunas cosas si creo que se podrían haber mejorado.

Bueno, empecemos, el Toshiba Portégé R500-11Z cuenta con:

– Procesador Intel Core 2 Duo ULV U7700 (1,33 Ghz)

– Chipset Intel® 945GMS

– 2 gigas de memoria DDR2 a 667 MHz

– Disco duro de 160 gigas SATA con protección contra caídas y movimientos bruscos.

– Pantalla 12.1” con tecnología LED

– Wifi, Bluetooth, lector de tarjetas, lector de huellas digitales

– Windows Vista Business y Windows XP Profesional (puedes instalar cualquiera de los dos)

– Batería de larga duración (más de 5 horas en uso normal)

– Menos de 1 kg de peso (0,979 kg)

Evidentemente estas prestaciones tienen un precio, en este caso el precio de este portatil de Toshiba sale por 1539 euros mas IVA, lo que hace que se ponga por un precio de 1785 euros con el iva incluido ¿os parece mucho? Bueno aún debemos añadirle un suplemento si queremos ampliar la garantía de nuestro portatil hasta los tres años. Si optáis por esta opción estaréis protegidos frente a daños en la pantalla, caidas de líquidos y cualquier otro problema que pueda ocurrir.

Toshiba Portege R500 11z

Sé que el tema del precio echará a mucha gente para atrás pero este portatil está destinado al mercado profesional compitiendo con otros portátiles de similares características como el Sony Vanio TZ y no con los ultraportátiles baratos como el Asus EEE PC, Acer Aspire One y similares.

Bueno ya es hora que empecemos a hablar de sus prestaciones. La compra de este portátil la realicé porque deseaba tener un equipo que pudiera transportar de un lado para otro sin que mi espalda se resintiera en el proceso. Y mi anterior portátil un Acer Aspire 4512 conseguía que se me doblara al cabo de un rato.

La ventaja del R500 es que uno apenas lo nota cuando lo tiene encima. La duración de la batería dándole un uso normal (WiFi conectada y navegación por internet) se situa en 3 horas y media. Lo que no está nada de mal para un equipo como este. Sin embargo podemos hacer que dicha duración se alarge hasta las 5 horas y media (sin usar la WiFi) modificando un parámetro de la BIOS.

Para lograr este aumento en el tiempo de vida de la batería deberemos entrar en la BIOS, para lo cual debemos apagar el portátil y encenderlo mientras mantenemos pulsada la tecla ESC. Al hacerlo aparecerá un mensaje de error en pantalla que nos pedirá que pulsemos la tecla F1 para continuar, si lo hacemos entraremos ya por fin en la BIOS. En ella cambiaremos uno de los parámetros que nos permitirán entrar en un modo ahorro de la batería. Por contra sacrificaremos algo de potencia del procesador y el brillo de la pantalla se verá reducido. Aún así apenas notaremos el sacrificio en potencia.

Toshiba Portege R500 11z

Lo primero que hice después de recoger mi equipo en la tienda fue arrancarlo y ver como la instalación de Windows Vista se tiraba una hora en configurar todo. Una vez que terminó, procedí a la instalación de Kubuntu 8.10.

Mi amigo Kote dice que meter Linux en el Portege R500 es como tener un ‘Hummer ecológico’ pero me suele gustar navegar a contra corriente, y la verdad es que la instalación de Kubuntu no dio ningún problema, siendo detectados todos los componentes a la primera.

Para los que no deseen instalar Windows Vista, ni una distribución Linux, pueden instalar Windows XP gracias a los CD de Recuperación que trae el equipo.

Toshiba Portege R500 11z

El equipo dispone de un sistema de protección del disco duro que se activa cuando el equipo sufre alguna vibración fuerte. La configuración de este sistema de protección se realiza mediante un software que viene instalado en el equipo. Tengo que averiguar como activarlo estando en Linux. Otra de las cosas que tengo que investigar es como activar la protección mediante el lector de huellas digitales…

El Toshiba Portege R500 11Z también tiene algunos puntos negativos, no todo va ser bonito.

Para empezar este equipo carece de Webcam, algo extraño en los portátiles de hoy en día. El motivo de esto quizás lo podemos encontrar en la extrema delgadez de su pantalla. Esta es una pantalla de 12.1 pulgadas con retroiluminación LED, muy muy flexible, tanto que a veces me entra el miedo de que pueda cargármela (por suerte la garantía que tengo cubriría que me cargara esta).

Otra de las cosas en las que no destaca presisamente es en cuestiones como en el sonido ya que sólo dispone de 1 altavoz. Esto ya si que que no tiene mucho sentido ya que hubiera sido relativamente sencillo dotarlo de sonido estereo… Quizás los diseñadores pensaran que al ser destinado a un público profesional no haría falta esto, pero para mí este ha sido un fallo de diseño. Tampoco me gusta demasiado el control de volumen que se realiza por medio de un control giratorio situado junto a las clavijas jack (la típica rueda de volumen que veíamos en los míticos walkman).

Como no hay dos sin tres, comentaré que este pequeñin se convierte en una perfecta máquina cuece huevos. El calor que desprende no es precisamente escaso, esto hace que el ventilador este funcionando continuamente, aunque por suerte este es bastante silencioso y la salida de aire es por el lateral izquierdo por lo que pese a todo tus piernas no sufrirán “demasiado”.

Toshiba Portege R500 11z

Como conclusión os diré que a pesar de estos puntos mejorables, el equipo me gusta, principalmente porque puedo llevarmelo a casi todas partes sin perder potencia, ni renunciar a una pantalla agradable. Su pantalla de 12.1 pulgadas está muy bien ajustada y no peca de ser pequeña. Tiene el tamaño justo como para llenar tu campo de visión cuando lo tienes sobre las rodillas. Ahora me toca disfrutar de él…

Toshiba Portege R500 11z

Saludos desde lo más profundo de los bytes.

Posts Relacionados



Autor: nekrodomus Hace unos 30 años nací en Sevilla y aunque desde la infancia he estado rodeado de ordenadores no puede decirse que haya estado vinculados a ellos hasta que no empece a estudiar una carrera superior. Por suerte para el mundo informático mis notas no fueron lo suficientemente buenas como para hacerme médico, por lo que hubo un giro en mis vocaciones y empecé a estudiar el título de Técnico Superior en Informática de Sistemas, después de lo cual pasé a estudiar la carrera de Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas. Allí fue donde me pelee, junto con Enrique, con muchas asignaturas difíciles. Tras acabar la carrera, y casi sin darme cuenta, me vi trabajando en una consultora de informática de Madrid. Lugar en donde vivo actualmente y donde desarrollo labores de programador, diseñador gráfico.... Si te preguntas por lo que espero de este proyecto, pues comenzar en algo en lo debería de haberme puesto hace un tiempo. Siempre he estado interesado en los blogs y salvo algunos breves escarceos en este mundo, nunca me puse en serio a escribir, y es algo que quiero cambiar. Saludos, Carlos Jiménez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Geekets tiene las siguientes Políticas de Privacidad y pertenece a la red Blogurbania Blogs. Validado para XHTML 1.0 Transitional | CSS 3