Foxconn no puede con demanda del iPhone 5

La empresa china Foxconn, encargada de la manufactura del iPhone 5, se ha mostrado incapaz de mantener el ritmo de producción al nivel de la demanda del popular dispositivo de Apple.

Demanda del iPhone 5 sobrepasa a Foxconn

Terry Gou, CEO de Foxconn, ha reconocido que sus fábricas en China no se dan abasto para cumplir con las exigencias del mercado.

El iPhone 5 es un dispositivo de comunicación que se ha convertido en un éxito de ventas. La gente es capaz de hacer largas filas con tal de conseguirlo. Los vendedores del iPhone 5 no podrían estar más contentos, el problema es cuando se acaban los ejemplares en el almacén y no hay fecha para que llegue el siguiente cargamento.

En este predicamento se encuentra el iPhone 5, quien rodeado por una fama desmedida, ha generado que un desabasto en algunos puntos de venta en el mundo. La ultima responsabilidad recae en Terry Gou, el CEO de Foxconn, quien es encargado de las fábricas en China que tienen los planos para la elaboración del dispositivo. Ante la fuerte demanda, Terry Gou acepta que esta sobrepasa su equipo humano y técnico, más cuando la fabricación del aparato conlleva un complejo proceso de producción con rigurosos controles de calidad.Anuncia en su web Techeye.

El panorama de Foxconn se complica todavía más cuando son constantemente vigilados por organizaciones defensoras en derechos humanos y medios de comunicación por incumplimiento de leyes laborales. Escándalos como la contratación de menores de edad y malas condiciones de trabajo han mermado el nivel de producción de la empresa taiwanesa.

Se habla que Foxconn podría utilizar a la subsidiaria Foxconn International Holdings (FIH) para ayudar en la fabricación del iPhone 5.

Published by Lukaniko

Hombre de curiosidad ilimitada. Amante de viajar por paisajes reales y mundos nacidos de la creatividad art??stica. Siempre al tanto de la realidad, de los avances tecnol??gicos, de los eventos mundiales, de la cultura y todo aquello ocioso que alimente ese hambre por saber.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *