Star Wars: El Poder de la Fuerza

/
/
/
5 Views

No hace muchos meses, desde Lucas Arts reconocieron que el nivel de los videojuegos basados en la licencia de Star Wars había bajado sensiblemente. En los últimos años, la actividad de la compañía ha estado casi exclusivamente a la explotación de la saga, aumentando el número de títulos y la urgencia en sus lanzamientos. Lejos quedaron títulos como X-Wing o Jedi Knight que se quedarían para siempre en la historia de los videojuegos.

Pero desde la misma compañía prometieron que la situación cambiaría y que empezarían a mimar más los títulos. Como primer ejemplo pusieron el videojuego que hoy analizamos, Star Wars: El Poder de la Fuerza, que ha salido para PSP, PS3, XBox 360, Wii y DS. ¿Será verdad que volvemos a los buenos tiempos? Vamos a verlo.

El videojuego comienza con un prólogo en el que manejamos a Darth Vader que servirá para introducirnos a la historia. Tras derrotar a un Jedi, nos encontraremos a un niño de 6 años, Galen Marek, el cual es capaz de robar el sable láser de Darth Vader utilizando el poder de la Fuerza. Impresionado por tales habilidades, Darth Vader decide acogerlo para convertirlo en su aprendiz Sith. A partir de ahí tomaremos el papel del jóven Marek, a las órdenes de Lord Vader.

Star Wars: El Poder de la Fuerza nos presenta un videojuego de acción en tercera personas. Nada más empezar a jugar, lo primero que nos llama la atención es la capacidad del personaje para mover objetos mediante el uso de la Fuerza. Dichos objetos podremos usarlos para atacar a los enemigos, o bien para resolver alguno de los puzzles necesarios para avanzar que requieren modificaciones de la estructura. Con la Fuerza también podremos usarla para hacer levitar a los enemigos y dejarlos más indefensos. La implementación de la Fuerza resulta muy interesante y novedosa pero, por desgracia, es el único elemento realmente original que plantea el videojuego.

Como no podía ser de otra manera, nuestro principal arma será el sable láser (destacando el uso del wiimote en la versión de la consola de Nintendo), con el cual podremos hacer diversas combinaciones para un amplio catálogo de golpes. Aún así, los combates son muy repetitivos, sin que haya excesivas diferencias entre usar un golpe u otro. Más dificultad presentan los jefes finales (de hecho, estos combates parecen tener un componente aleatorio) que, en ciertos momentos, también nos pedirán una combinación de teclas para realizar un ataque especial.

Hay diversos elementos desbloqueables en el juego, algunos sin importancia en el desarrollo del juego (color del sable láser, vestimenta del protagonista, bocetos de producción…) y otros más importantes (nuevos golpes, habilidades, parámetros para el sable láser…). También podremos recoger cápsulas que aumenten o rellenen tanto nuestra barra de vida, como la que controla el uso de la Fuerza. Por otro lado, según vayamos acabando enemigos, obtendremos puntos que podremos canjear por nuevos golpes, o por mejoras de los que ya tenemos.

Técnicamente nos encontramos con un juego deficiente para las pretensiones que se tenían con su lanzamiento. Si bien, los escenarios tienen un aspecto bastante correcto, la carga gráfica de algunos personajes es pobre. Por otra parte, el juego se encuentra lleno de “bugs”, en especial en salas pequeñas, donde la cámara (que no es controlable) tiende a enfocar a una zona donde no está la acción. En el apartado sonoro nos encontramos con unos efectos de sonido excelentes, una banda sonora correcta (aunque algo repetitiva) y un doblaje bastante irregular, donde los personajes secundarios han sido poco cuidados.

Está claro que Star Wars: El poder de la Fuerza no es la panacea que nos prometieron. Aún así se trata de un juego entretenido y accesible, pero que cuenta con la lacra de una limitada duración que nos permitirá terminarlo en menos de 10 horas. Los fanáticos de la saga tendrán que calmar el “mono” con este título hasta que aparezca el videojuego definitivo (si llega).

5 Comments

  1. Yo lo he jugado en la psp y estoy totalmente de acuerdo contigo, la camara a veces es un coñazo, el juego es repetitivo (y corto, aunque si fuera mas largo seria muy pesado) y hay pocas razones para seguir jugando despues de terminarlo, quiza en multijugador… demasiado bombo le han dado para lo que en realidad es. Eso si, merece la pena jugarlo solo por el guion que tiene, es como estar viendo una peli mas de Star Wars (y bastante mejor que el episodio 1 y 2, y quiza el 3…).

  2. Yo si no fuera fan de Star Wars no me lo compraba. Supondrá un entretenimiento, vale, pero no gran cosa. Gracias por este buen análisis. Pero me he quedado con las ganas de saber por qué salen Anakin y Obi-wan junto a un montón de personajes “elegibles”. ¿Qué es eso?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :